Tecnoheart Plus - Tecno-Gaz industries
Art. AE003Z12
Los desfibriladores DAE semiautomáticos

Tecnoheart Plus

 

Con TECNOHEART plus la solución está al alcance de la mano



Objetivos:
Reducir el tiempo de aplicación de la primera descarga
El objetivo es aplicar la primera descarga en los 4 minutos siguientes al acontecimiento.
TecnoHeart Plus y sus prestaciones garantizan una disponibilidad operativa excepcional.

Desfibriladores DEA automáticos, tecnología puntera.
Estos modelos realizan las acciones necesarias de forma automática y las comunican verbalmente paso a paso.
La aplicación de las descargas tiene lugar de manera autónoma, con previo aviso verbal, sin intervención del operador.
De esta forma se evitan retrasos por indecisión y errores humanos.
Ubicación estratégica
La localización de los desfibriladores debe ser en un lugar visible y de fácil acceso.
Este es el primer paso para una intervención rápida y eficaz.
Desfibrilador universal
Selector para adultos y niños sin necesidad de cambiar las palas.

Desfibrilador diseñado conforme a la versión 2010 de las directrices establecidas por AHA/ERC en relación a la reanimación cardiopulmonar (RCP) y tratamiento de las urgencias cardiovasculares (UCC).
Instrucciones orales para una intervención guiada
Una voz dirige toda la intervención.

Tapa: protege los símbolos de acción, el botón del modo paciente y el botón de descarga.
Indicador de estado: indica el estado de la unidad, la temperatura y el nivel de carga de la batería.
Conector de los electrodos: dispositivo de conexión de los electrodos.
Símbolos de acción: el indicador LED de color rojo parpadea debajo del correspondiente símbolo de acción.
Interruptor del modo paciente: una vez que el usuario haya identificado al paciente, debe seleccionar el tipo de paciente, adulto o pediátrico, mediante el interruptor del modo paciente.
Botón de descarga: una vez que se haya completado la preparación para la descarga eléctrica, el pulsador de descarga parpadeará.
Presione el botón de descarga para aplicar la descarga eléctrica.
Botón deslizante: dispositivo de apertura de la tapa. Para encender presione el botón deslizante hacia la derecha.
Ranura para la tarjeta SD: en la tarjeta SD se guardan los datos y se actualiza el dispositivo firmware del DEA.
Puerto de comunicación de infrarrojos: comunicación con el PC.

 

¿POR QUÉ UN DESFIBRILADOR?

¿PARA QUÉ UN DESFIBRILADOR?
Los dispositivos de primeros auxilios salvan vidas, por lo tanto, estar equipado con estos aparatos es un deber jurídico, ético y profesional.
Conocer los dispositivos de emergencia, significa protegerse a uno mismo, a su reputación y a la propia profesión. Además, resulta esencial estar preparado y capacitado para salvar la vida de una persona.
Tecno-Gaz S.p.A. ha diseñado el proyecto de primeros auxilios.
Un programa completo que facilita la organización de su centro y lo convierte en un espacio eficaz, conforme a la normativa y preparado para afrontar cualquier emergencia.

Ética
La ética es el conjunto de fundamentos y objetivos que permite asignar a los comportamientos humanos un estatus deontológico e identificar un comportamiento como adecuado, justo o moralmente lícito, frente a conductas consideradas incorrectas o moralmente inadecuadas.
Estar equipados de dispositivos salvavidas es una norma deontológica que trasciende cualquier otra valoración.
Conciencia
La conciencia es la percepción y la reacción cognitiva del hombre ante un cierto acontecimiento.
El porcentaje de fallecimientos por causa cardiovascular representa más del 50% del total de muertes.
Obligación
El término obligación, empleado en el lenguaje corriente como sinónimo de deber, tiene un significado más específico en derecho; designa la situación jurídica subjetiva de alguien que debe tener un cierto comportamiento impuesto por la ley para el interés de otras partes.
Para muchos centros, disponer de dispositivos salvavidas es una obligación, se ha convertido incluso en una obligación “de hecho” para el ámbito médico-sanitario donde el tipo de práctica profesional expone a la población a un riesgo cardiovascular.
 

¿QUÉ ES LA PARADA CARDIORRESPIRATORIA?
La parada cardiorrespiratoria es la interrupción inesperada de la actividad de bombeo del corazón, lo que causa la muerte si no se trata de manera adecuada y a tiempo.
La parada cardiorrespiratoria puede estar provocada por varias causas pero en la mayoría de casos se debe a una cardiopatía isquémica.
Una persona es víctima de una parada cardiorrespiratoria cuando:
1-pierde el conocimiento;
2-no respira espontáneamente (o tiene una respiración jadeante (gasping));
3-no se palpa el pulso en la arteria carótida.
Los puntos 2 y 3 no deben necesariamente presentarse al mismo tiempo, con que se manifieste uno de ellos se puede iniciar la secuencia del BLS (Basic Life Support - Soporte Vital Básico).
Aunque el término parada cardiorrespiratoria se usa a menudo como sinónimo de muerte repentina, es mejor utilizar el primero para indicar la interrupción inesperada de la actividad del corazón.
En efecto, cuando las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) se aplican correctamente y a tiempo, pueden revertir la parada cardiorrespiratoria y restituir la vida del paciente.
Por lo general en lenguaje común se habla de paro cardiaco pero es más correcto el término parada cardiorrespiratoria (PCR), ya que las funciones respiratoria y cardiocirculatoria están interconectadas y si una se detiene la otra se inactiva inmediatamente.
Tras una parada circulatoria tiene lugar rápidamente una parada respiratoria y viceversa. Cuando ocurre una interrupción de la actividad respiratoria le sigue un rápido deterioro de la actividad cardíaca con su consiguiente parada.
Unos 30-45 segundos después de la parada inesperada de la circulación aparece jadeo (gasping), apnea y dilatación de las pupilas.
45 segundos más tarde, las pupilas estarán totalmente dilatadas.
En caso de que el acontecimiento principal sea una parada respiratoria, la sangre pierde oxígeno progresivamente y en unos minutos aparece asistolia o fibrilación ventricular con el consiguiente cese de la actividad de bombeo del corazón.
Por ello, las medidas de reanimación para cada una de estas dos emergencias deben incluir tanto la ventilación como la circulación.

 

El tiempo es el factor crítico
Muchos estudios han demostrado la importancia del tiempo transcurrido entre el momento del colapso y la desfibrilación. Cuanto menor sea este periodo de tiempo mejores serán los resultados de la reanimación cardiopulmonar (RCP) y la probabilidad de supervivencia de la persona víctima de una fibrilación ventricular será mayor.
Cada minuto que pasa entre el colapso y la desfibrilación reduce entre el 7 y el 100% las posibilidades de supervivencia de las víctimas de parada cardiorrespiratoria y fibrilación ventricular.
En ocasiones muy poco frecuentes, la fibrilación ventricular se normaliza de manera autónoma.
Es fundamental el uso de un desfibrilador para salvar la vida del paciente.
Asegúrese de tener siempre un desfibrilador a mano.

 
 
Questo sito utilizza cookies, anche di terze parti. Navigando in questo sito, l'utente acconsente all'utilizzo dei cookies secondo queste modalità.